Una pequeña aventura… 2 comments


Califica este post

Una pequeña aventura…

Amigos lectores y amigas lectores, el día de ayer llovió como si se fuera a acabar el mundo, como si el diluvio descrito en las sagradas escrituras se volviera a hacer presente, una lluvia que uno se pregunta de dónde sale tanta pinche agua del cielo. La buena noticia fue que yo estaba dentro de mi carro cuando sucedió… así que me podía burlar libremente de las personas que corrían y se empapaban, mientras yo disfrutaba de buena música y calefacción dentro del auto… Soy  un maldito lo se jajajajaja.

Una pequeña aventura... Rickseth

Pero esa lluvia no paraba y yo tenía que distraerme en algo, pues la verdad que estar encerrado muchos minutos me llegó a aburrir, así que aprovechando que nadie me veía y que los vidrios del auto comenzaban a empañarse, me permito comentarles que pasó lo inevitable.

 

Nuevamente, volteé a ver si no había gente alrededor, porque lo que hice es algo como que más personal, más íntimo para mí, así que comencé poniendo una música que pudiera “animar” la situación.  Aproveche que tenía lubricante en el asiento de atrás, el que quedaba de una de esas noches que se me ocurría hacer este tipo de locuras en el carro. Agarre un buen tanto y lo unté. Comencé con movimientos de arriba abajo, esperando que esa cosa se pusiera dura para poder hacerlo con más calma. Como siempre, la música y uno que otro pensamiento bueno ayudaban a la situación, aunque no había mucho espacio para hacerlo, igual y comenzaba a sudar con el calor desde dentro del carro que contrastaba con el frío y viento afuera, pero me gustaba, como siempre.

 

Frotaba todo cada vez más rápido, ya quería terminar, pero la situación y el pensar que alguien estaría viendo cómo se movía el carro, era algo incómodo… y al final termine después de 10 minutos de batallar tanto, y limpiar todo el líquido que se había derramado por todos lados… como siempre quedé exhausto.  Había terminado de llover.  🙂 

De verdad que limpiar el carro por dentro es una tarea bastante difícil…. Pero el tablero quedó reluciente después de tallar tanto y gracias al lubricante, las palancas del freno de mano y de la dirección hidráulica quedaron como nuevas. Les recomiendo hacerlo pero no en una tarde de lluvia  😀  😉 

 

Si pensaste en otra cosa déjame decirte que tienes la mente más malévola del mundo  🙄


Deja tu comentario ... Gracias :)

2 thoughts on “Una pequeña aventura…

  • Ana

    Holaaa!

    JAJAJAJAJAJAAJAJAJ, lo que no te pase a ti no le pasa a nadie!
    Es una buena forma de pasar el tiempo mientras llueve mucho, aunque es un poco incómodo limpiar el coche estando dentro y en un espacio tan pequeño xddd
    Tus entradas siempre me hacen reír así que espero leer más de este tipo :3

    ¡Muchos abrazos!