Rickseth habla del día de muertos en México


Califica este post

La tradición de poner la ofrenda, es sin duda alguna, una de las más importantes para México, pues desde las civilizaciones prehispánicas (antes de que los gachupines conquistarán a nuestros antepasados), el acto de poner una ofrenda era un acto ceremonial celestial. Es por eso amigos míos, que hoy toca hablar de las ofrendas, explicadas, contadas y relatadas al puro estilo de Rickseth.

OFRENDA SETH

Para los que todavía no saben que es una ofrenda (algún despistado siempre hay) déjenme decirles que es la celebración de recordar a nuestros fieles difuntos poniendo un altar donde se depositan cosas que les gustaban en vida (pues si ni modo que en muerte), que generalmente es comida, bebida, dulces, y hasta algún objeto que lo caracterizaba, adornando este altar con varias cosas como:

  • ¡Pan de muerto Hojaldras! (o sea así se le llama a ese pan)
  • Flores de chempachuchil (obvio es cempasúchil) o también conocidas como flor de cempaxochitl, cempoal o científicamente y sin albur “Tagetes Erecta”
  • Un sahumerio, (o esa cosa que echa humo) con piedritas de incienso con un olor característico de que estas en una ofrenda, y que según la historia se utiliza para ahuyentar a los espíritus chocarreros (algo así como para que otros muertitos no se agandallen la comida).
  • Papel picado (que sigo investigando como es que hacen esas figuras tan complejas)
  • Agua y sal, para la purificación del alma que nos visita, y
  • Veladoras, para iluminar el camino de nuestro ser querido hacia el altar y después para que no se pierda en el camino de regreso (igual y en vida fue muy despistado y se desvía hacia otros rumbos)

Comienzo este blog hablando del bello arte de poner la ofrenda y dejando de lado la parte histórica y demás cosas aburridas que no son parte de este blog. Así que yo lo considero todo un arte, pues es la forma de acordarnos más de todos nuestros seres queridos que ya no están y que por alguna razón vienen y nos visitan del 28 de Octubre al 2 de Noviembre.

Uno puede hacer su ofrenda como quiera y a quien quiera, por ejemplo, yo recuerdo haberle puesto comida a un canario que se murió cuando tenía como 8 años (NO ES ÑOÑO) , así como hay personas que en sus propias casas les ponen ofrendas a las celebridades. Otras personas van hasta el panteón y llevan TOOODASS las cosas para la ofrenda y sobre la lápida le ponen la ofrenda a su familiar y se quedan velando el altar, como esperando que el espíritu se les aparezca y les agradezca el ahorrarse el camino y la fatiga de ir cargando todo de nuevo hasta la tumba (eso si es que no los espanta un fantasma troleador).

Las ofrendas mexicanas siempre están llenas de colores, y algo muy simbólico son las clásicas calaveritas de azúcar, que representan cada una de las personas a las que va dedicada la ofrenda, pero que en realidad son bombas diabéticas, por el alto contenido de azúcar que consumimos cuando se quita la ofrenda. Y es que también los vivos (muy vivos) nos aprovechamos de la ofrenda después de que se van nuestros parientes, pues cual buitres, nos abalanzamos sobre toda la comida, dulces, fruta, y todo lo que sirva, como si fuera una competencia por ver quien profana más la ofrenda, dejándola, como si el huracán más potente del mundo (y no Patricia) hubiera pasado por ahí.

En estos días es común ver cientos de ofrendas que se exhiben en lugares públicos, y tengo que decirles que algunas son todas unas bellezas, y también tengo que decirles que otras son una porquería, pero se agradece el valor y el tiempo para ponerla.

Y aquí es donde entran los típicos concursos de ofrendas que a veces se vuelve toda una guerra civil por ser el ganador (y es que a veces el premio si merece el esfuerzo) así que uno tiene que sacas sus ideas más creativas si es que quiere llevarse unos buenos pesitos. En estos concursos la intención siempre es pasársela muy bien, este o no padre nuestra ofrenda, es por eso que nos podemos encontrar con cualquier cantidad de altares alusivos a gente pública o no tanto es por eso que sin afán de juzgar y sin generalizar podremos encontrar:

  • Las clásicas ofrendas de artistas fallecidos que vemos año tras año (Cantinflas, Pedro Infante, “La Doña” y ahora supongo que Chespirito), que salvo algunas excepciones son bastante chafetas.
  • Las ofrendas hacia personas fallecidas en grupo, ósea en terremotos, ciclones, huracanes, o en asesinatos (Ayotzinapa, Cd, Juarez, etc) que más bien son como las ofrendas que nadie quiere hacer pero por falta de ideas o un papelito maldito en el sorteo, las tuvieron que hacer a la de a huevo.
  • Las ofrendas prehispánicas, que en estos concursos suelen ser muy feas, y realizadas por  la gente huevona que piensa en sus sueños más guajiros, que con hacer un mosaico con tierra (o suelo), poner un camino de velas y poner al compañero más autóctono vestido de azteca, en una atmosfera con olor a incienso (donde casi te pones pacheco) puede llegar a ganar el concurso.
  • Ofrendas donde se juntan gente ultraizquierdista, ultraconservadora, ultraridícula y ultrafumada, con sus ofrendas con temas como “a las esperanzas perdidas, a los ideales rotos, a los bebes abortados, a los presos políticos, a los héroes de la independencia, y hasta se puede llegar a ver ofrendas grotescas para Mahatma Gandhi, Aristóteles, Carlo Magno, Einstein y cientos de personalidades de la historia que dudo mucho que vengan hasta aquí para llevarse su itacate de comida, así que por favor no las hagan POR DIOS!!!
  • Por último podemos encontrar también altares representativos de algún estado o región, que a mi parecer son los mejores porque a veces llegan a ser de varios pisos, con cientos de artículos y simbolismo, velas por aquí y por allá, comida por acullá, (como ejemplo los altares de Huaquechula, Puebla ), así que estos no tengo nada que criticar JAJA

¿Alguno de ustedes se acuerda de otras temáticas de ofrenda que rayan en lo burdo, sádico, y grosero? Comenten para que todos nos burlemos de eso

En conclusión, la fiesta del día de muertos es una época del año para revivir nuestras tradiciones como mexicanos, es una fecha donde México se vuelve noticia mundial gracias a nuestras ofrendas, (ya ven que si somos bien fregones) recordando a los que ya no están en este mundo, e imaginar por un momento que ellos vienen a vernos, luego comen y se van….

¿Y tú de qué manera celebras estos días a los fieles difuntos?

Deja tu comentario ... Gracias :)