La ciudad angelical


Califica este post

Catedral de Puebla

Inevitablemente, tengo que hablar de la ciudad en la que nací, esa ciudad colonial llena de belleza arquitectónica, tradiciones, gastronomía, historia, modernismo, pero, a su vez, llena de contrastes sociales, religiosos, políticos, y económicos, la ciudad que por una parte quiere llegar a ser la más moderna del país y por otra tiene un gran problema primitivo que desde que yo tengo uso de razón se ha dado, las calles de la ciudad, y con este hecho quiero empezar este blog. No por nada es llamada “la ciudad de los baches” y nunca faltan los comentarios de “a ver a cuantos hoyos le pegas” o el tan aclamado “cada vez que paso por un bache le miento la madre al presidente municipal en cuestión”, si bien es cierto, se podría pensar que esto sólo afecta a las personas que cuentan con un automóvil particular, pero también la gente que usa el transporte se ve afectada, pues un recorrido normal hacia el destino deseado, se vuelve a veces una verdadera travesía.
Pero no todo es tan malo al hablar de las calles de esta ciudad trazada por los mismísimos ángeles (según nuestra leyenda), pues desde que nuestro famoso gobernador asumió el poder, algunas de las principales avenidas tuvieron su manita de gato y con concreto hidráulico y con unas cuantas bonitas jardineras, las hacieron ver muy bien y son funcionales para los conductores, pues gracias al concreto, nos hemos olvidado de los baches, hoyos, grietas, y demás, al menos, en esas avenidas y bulevares… y es ahí donde viene el contraste y el problema de mi ciudad. Mientras que te puedes encontrar con una avenida “enchulada” y moderna, tan solo des vuelta en muchas de las calles aledañas, te encontrarás con alguno que otro bache (ya sea grande o pequeño) o con las calles parchadas a través de años y años con chapopote que nada más comienza a llover, vuelven a ser temas y mentadas de madre al por mayor.
Ese es tan sólo un problema de los muchos q nos aquejan, y mira q falta de dinero no es, y más cuando ya tenemos una rueda de la fortuna ( comparada exageradamente con las mejores del mundo), recintos musicales y artísticos de primer mundo, dos lineas de metrobus q en vez de promover una mayor movilidad a los ciudadanos, se han vuelto “camiones sardinas” en las horas pico, hospitales y centros de salud a diestra y siniestra ( cuando lo que en verdad se necesita son más y mejores médicos capacitados para recetar algo más q paracetamol ) y obras q vienen que embelleceran a la ciudad y la volverán “digna” para los chavos fresas que viven en las zonas exclusivas de la ciudad y que por obvias razones, rara vez toman algún camino que no sea esas calles y avenidas modernas, es por eso que sería bueno que al gobernador y al alcalde les recuerden, de vez en cuando, no sólo a su progenitora, que les recuerden que no todos vivimos en esas zonas exclusivas, ni tenemos Hummers con llantas súper equipadas todo terreno… Seria bueno.

Como ya adivinaste, vivo en la Heroica Puebla de Zaragoza, y en algún momento hablaré de lo mejor de mi ciudad, y todo lo que puedes encontrar de bueno ( que son muchas cosas), y por si te lo preguntaste, no estoy afiliado a ningún partido, ni soy de ideología derecha ni izquierda, simplemente me entra un sentimiento de enfado y de profundo encabronamiento de todo lo que hace nuestro gobernador…

Rickseth of…

Deja tu comentario ... Gracias :)